jueves, 6 de mayo de 2010

ALEXIS VIVE LA LUCHA SIGUE TEXTO DE ANGEL BENHUMEA "el volador" prensa popular de la otra campaña

Escrito dela revista el volador n.21 por Angel Benhumea Salazar a 4 años del crimen de alexis

enlaces


ANTICAPITALISTA EN LA OTRA


SEXTA DECLARACIÓN DE LA SELVA LACANDONA

"el volador": Prensa Popular de la Otra Campaña

Aportaciones al Programa Nacional de Lucha: La Otr...

CAMBIO DE SANGRE — APORTACIONES AL PROGRAMA NACION...

MANIFIESTO ANTICAPITALISTA 2010

Nuestros Caídos

Revolución: periódico de análisis combativo.

ANGEL BENHUMEA SALAZAR

El 1º Enero de 2006 da inicio la caravana de LA OTRA CAMPAÑA encabezada por el Sub-Comandante Insurgente Marcos, representante del Ejercito Zapatista de Libera-ción Nacional, para recorrer el país, escuchar la palabra y las luchas de los de abajo que sufren la represión, la injusticia y el despojo del mal gobierno y de los poderosos que han marginado y sojuzgado durante 500 años a los indígenas y a las y los trabajadores de México. Otro de los objetivos de ese recorrido es dar a conocer y sumar adherentes a la SEXTA DECLARACIÓN DE LA SELVA LACANDONA emitida por el EZLN en junio-julio de 2005, en la cual se da un dia-gnóstico internacional y nacional de los destro-zos que el capitalismo y su política neoliberal ocasionan en México y el mundo, en la que se propone organizar a los trabajadores del campo y la ciudad que luchan abajo, a la izquierda y son anticapitalistas. Es decir formar el ejército político para la revolución. Igualmente se propone, cambiar radicalmente el actual sistema político nacional capitalista en Méxi-co, por otro en el que exista libertad, justicia y democracia verdade-ras.

En la caravana de la Otra Campaña venían decenas de trabaja-dores del campo y la ciudad, estudiantes, médicos, campesinos, artesanos listos para recorrer todo el país. Desde el primer día venía el joven artista de 20 años ejecutante de danza, estudiante del idioma ruso, de Economía y Matemáticas en la UNAM, Ollin Alexis Benhumea Hernández, adherente individual por motivo pro-pio, a

LA OTRA CAMPAÑA

y firmante de la Sexta Declaración de la Selva Lacandona. Durante los primeros 4 meses la caravana avanzó, no sin contratiempos y con las constantes provocaciones, acosos y represiones del gobierno federal, de los estados y munici-pios, así como de sus fuerzas represivas, tratando de minimizar, intimidar e impedir su caminar.

El

joven ejecutante de Danza, intercalaba sus estudios universi-tarios durante este tiempo con el recorrido y viajaba en la camioneta en la cual lo hacían varias de las organizaciones y colectivos del Sector de Trabajadores de la Otra Campaña y en el lugar que se nos había asignado en la caravana, este recorrido, decía Ollin Alexis, es de carácter político e histórico, con lo cual coincidían los demás acompañantes del vehículo. Señaló también que el recorri-do, sería para acumular y organizar las fuerzas necesarias de carácter anticapitalistas para la revolución, que por las condiciones del país, debería propiciarse alrededor del 2010. La Otra Campaña no obstante, ya que ésta se desempeñó como alternativa a las campañas de los partidos políticos burgueses que se disputaban la Presidencia de la República, continuó su marcha y confluyó con innumerables luchas y resistencias, de las cuales tomó nota y prome-tió regresar en mejores condiciones para pasar a otra etapa de lucha. Decenas de mexicanos salían al paso de la Otra Campaña, la detenían y le exigían al Sub-Marcos que escuchara su voz y las injusticias de que eran objeto, le decían que estaban dispuestos a luchar junto al EZLN y a LA OTRA CAMPAÑA

, por un México mejor.

La ola crecía, y mientras el joven Alexis nos comentaba de la belleza del sureste mexicano y de las condiciones de pobreza y marginación en que viven los habitantes de esta parte del terri-torio mexicano, no obstante sus riquezas natu-rales y económicas, La Otra Campaña crecía y se hacia realidad como movimiento. En la me-dida que avanzaba, decenas de luchadores, resistencias y movimientos sociales locales, regionales y estatales se incorporaban. A los agentes del gobierno no les eran ajenos este crecimiento y simpatía con que era recibida esta

OTRA CAMPAÑA. En plena campaña presi-dencial la derecha mexicana y su Estado repre-sor se preparaban para detener este movimien-to social y político en la primera oportunidad. En Oaxaca se des-arrollaba ya el movimiento popular, que unos meses más tarde estremecerían al país y a los de abajo, por su organización y plan-teamientos democráticos y de nuevas formas de luchas revolucio-narias en México. En plena ciudad de Oaxaca el Sub-Comandante Marcos tuvo un tormentoso encuentro con el magisterio democráti-co, estando presentes todas las tendencias al interior de este sec-tor, incluyendo perredistas y provocadores.

La Otra Campaña entraba en relación con otros movimientos cam-pesinos, urbanos y de trabajadores industriales, de la maquila y los servicios, en cuanto llegaba al estado de Veracruz, Tlaxcala y Puebla. Los mítines, concentraciones y encuentros de la Comisión Sexta, crec-ían y señalaban que la construcción de la Otra Campaña es correcta, sobre todo en sus planteamientos, construcción y contactos con los de abajo.

En los últimos días de abril 2006 LA OTRA CAMPAÑA realizaba ya en la ciudad de México sus primeros actos y reuniones son afluencias y participantes que rebasaban todo cálculo. El 1º de Mayo La Otra Campaña organizó una marcha independiente encabezada por el Sub-Marcos con la participación de cientos de trabajadores, estudiantes, colonos, amas de casa y de otros sectores de la población que se negaron a marchar en las columnas corporativas y neocorporativas oficiales.

El 3 de Mayo a las 4 de la tarde nos reunimos cientos de ad-herentes de la

OTRA, simpatizantes y pueblo en general en una concentración en la Plaza de las Tres Culturas, en Tlatelolco. En este acto político se encontraba al joven OLLIN ALEXIS BENHUMEA HERNÁNDEZ

. Y la joven América del Valle, representante del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra de San Salvador Atenco, la cual nos informó de la represión por la mañana y el encarcelamiento de varios de los principales dirigentes de esta organización, entre ellos el padre de la joven América, Ignacio del Valle, por parte de la polic-ía Municipal de Texcoco, y del Estado de México. El motivo, que el Frente de Pueblos había acudido a dar solidaridad a una organiza-ción fraterna de floristas, que expedían tradicionalmente sus flores en estas fechas en el centro de Texcoco. Con la participación del

Frente de Pueblos se logró que las autoridades municipales del PRD aceptaran a los vendedores de flores; finalmente no cumplie-ron su palabra y los golpearon salvajemente y fueron aprendidos como exigieron las televisoras y otros medios de comunicación nacionales, de que se pusiera un ejemplo, tal deseo fue cumplido con creces. América del Valle informó de la concentración de miles de elementos policíacos que se aprestaban a tomar el pueblo de Atenco, con apoyo de la Policía Municipal, Estatal, y Federal Pre-ventiva, es decir, el ejército disfrazado de policía mandados por el Gobierno del Estado de México y por el Presidente Fox, con el apoyo del gobierno perredista de Texcoco. La Otra Campaña venía construyendo la solidaridad de clase:

SI TOCAN A UNO, NOS TOCAN A TODOS

. El Frente de Pueblos es uno de nosotros y todos enten-dimos lo que estaba pasando, lo grave del asunto. La Otra Campa-ña no podía evadir ese compromiso o no tendría credibilidad ni viabilidad.

El pretexto que buscaba el gobierno derechista y represor mexicano estaba dado, el escenario puesto. Una nueva etapa de la represión de Méxi-co iniciaba; Pasta de Conchos en Coah., y Lázaro Cárdenas, Mich. eran el preámbulo. No había paso atrás. El Frente de Pueblos es el otro objetivo, el gobierno del presidente Fox debía cobrarles viejas cuentas, le habían impedido cumplir su mejor pro-yecto, un nuevo aeropuerto, alternativo al de la Cd. de México, en la que pudieran entrar y salir bajo el control de estos mafiosos, toda clase de personas y mercancías, en las tierras de los campesinos de Atenco y de otros pueblos aledaños.

Los campesinos de Atenco con dignidad, combatividad y heroísmo a toda prueba SE NEGARON A

VENDER A CUALQUIER PRECIO sus tierras, que sus antepasados les heredaron desde tiempos inmemorables; se movilizaron política e inteligentemente, se rodearon de una solidaridad a toda prueba, convencieron a mi-llones de mexicanos de la justeza de su lucha. El proyecto no pros-peró, Fox debió cancelarlo. ERA HORA DE COBRARLES ESA AFRENTA. La Otra Campaña en el mitin de Tlatelolco, el dia 3 de mayo, en voz del Sub-Marcos, convocó a dar solidaridad a los com-pas de Atenco. Cientos de adherentes a la Otra Campaña, previo consenso, nos trasladamos a San Salvador Atenco, para evitar la represión a esta organización fraterna. Después de estar concen-trados en la Universidad de Chapingo, OLLIN ALEXIS junto con cientos de adherentes y con sus compañeros del Sector de Traba-jadores nos trasladamos en horas de la madrugada a este pueblo digno de Atenco, en el cual pasamos lista de presentes y se nos encomendó reforzar una de las trincheras principales de acceso al pueblo, por donde se presumía entrarían los represores militares. La suerte estaba echada.

En este contingente, al que se habían incorporado compañeros indígenas, entre ellos Magdalena García Duran, indígena mazahua, llegó el joven Ollin Alexis, listo y conciente del momento crucial y de peligro que estaba viviendo. Así nos lo hizo saber momentos antes de ser herido. En los primeros actos de represión del ejército asesino, una bomba lacrimógena, construida en los Estados Unidos y lanzada por los militares le estalló en la cabeza a Alexis, y otros compañeros tam-bién resultaron lastimados por esas bombas lanzadas directamente al cuerpo de los defensores de Atenco. Ollin nos señaló: "Verdad papá que en este momento la Otra Campaña se está jugando gran parte de su futuro, que es muy importante para la Otra Campaña, estar presente aquí en defensa de UNO DE LOS NUESTROS".

Minutos después OLLIN sería herido, defendiendo la trinchera que le había asignado y responsabilizado el pueblo de Atenco; fue trasla-dado herido de muerte por su padre y otros compañeros a un lugar cercano que nos proporcionó un lugareño, en el cual permaneció heri-do, desangrándose y sin atención médica, porque los militares impidie-ron el auxilio médico, no obstante los intentos por todos los medios para que acudiera la ayuda necesaria.

Los militares tendieron un cerco de varios kilómetros a la redonda y sitiaron al pueblo digno de Atenco, no permitiendo ningún tipo de ayuda para los heridos ni para OLLIN. Durante más de 12 horas que fueron decisivas para la vida de Alexis, finalmente fue trasladado, gracias a la ayuda de la prensa internacional al Hospital Igna-cio Zaragoza del ISSSTE de la Cd. de México, en el cual permaneció más de un mes resistiendo con muerte cerebral.

Durante todo este tiempo la solidaridad de los trabajadores y de los de abajo en el Hospital se manifestó de todas las maneras inimaginables; asis-tieron médicos de todas las especialidades ofrecien-do a Ollin su ayuda y sus conocimientos; todas las religiones asistieron ofreciendo a Alexis, sus ruegos y plegarias por su salud. Se instaló un campamento dentro del hospital y acudieron representantes de diferentes expresio-nes políticas democráticas y de la Izquierda de México. Los militantes de la Otra Campaña acudieron por cientos, así como sus compañeros de estudios y profesores de danza y de la UNAM. La solidaridad de la Otra Campaña a nivel Internacional con Alexis y con la lucha del digno pueblo de Atenco se manifestó de diferentes formas. Otras expresio-nes de trabajadores y de la Izquierda militante de varias partes del mundo no se hicieron esperar, llegaron cientos de mensajes y misivas, los correos se expresaron por miles. Las manifestaciones de protesta contra el gobierno asesino, violador y represor fueron innumerables. OLLIN ALEXIS BENHUMEA HERNÁNDEZ, adherente a la otra cam-paña, y militante de su Sector de Trabajadores, de 20 años, luchador anticapitalista, estudioso y amante de la historia, conocedor de la len-gua Rusa, sensible artista ejecutante de Danza, resistió a la muerte durante 34 días, muriendo el 7 de junio de 2006.

Durante el velorio y la presentación de cuerpo presente de OLLIN ALEXIS, en su Facultad de Economía de la UNAM, donde cursaba el cuarto semestre, hicieron presencia condiscípulos y maestros, diferen-tes colectivos y organizaciones e individuos de La Otra Campaña y una amplia representación del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra de San Salvador Atenco, de otras organizaciones de trabajadores y del movimiento estudiantil y otros sectores de los de abajo, lo acompaña-ron todos en su último viaje al Panteón de San Jerónimo en la Ciudad de México.

ALEXIS VIVE LA LUCHA SIGUE

NI PERDÓN NI OLVIDO, CASTIGO A LOS ASESINOS

LIBERTAD PRESOS POLÍTICOS, LA OTRA CAMPAÑA AVANZA

http://anticapitalistasenlaotra.blogspot.com/p/nuestros-caidos.html



Archivo del blog